¿Qué tipo de fumador eres?

Aunque lo veremos con más detenimiento en otros posts, podemos adelantar que los cuatro tipos de creencias que solemos manipular inconscientemente son:

  • Creencias sobre el grado de toxicidad y peligrosidad que tiene el tabaco sobre nuestra salud y su relación con el número de cigarros y/o tipo de tabaco.
  • Creencias sobre la capacidad personal para lograr abandonar el tabaco, atendiendo a características personales y/o contexto familiar-laboral.
  • Creencias sobre las consecuencias de dejar el tabaco. Principalmente atendiendo a efectos físicos (engordar), psicológicos (ansiedad, tristeza…) y sociales (no sentirse bien en sociedad sin el cigarro en la mano). Es frecuente aplicar un carácter perpetuo a los síntomas de la abstinencia y al deseo de fumar.
  • El deseo de dejar de fumar, alegando atentado sobre el derecho a decidir con la vida de uno mismo, preferencia del placer sobre otras cuestiones (hedonismo), balance riesgo/beneficio alterado (fumar me reporta más beneficios que problemas), etc.

(sigue en pág. 10)

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s