El fumador rehén

En los años 70 un Banco de Estocolmo fue atracado y algunas personas fueron retenidas como rehenes. Más tarde se denominó Síndrome de Estocolmo a la reacción psicológica que mostraron algunos rehenes al defender al atracador y ponerse en contra de la policía.

Por el contrario, cabe decir que la reacción lógica que se presenta en estas situaciones es la de querer liberarse, pero sin llevarse a cabo el intento por miedo a ser pillado por el secuestrador.

En Fumabook explicamos que hay dos tipos de fumadores:

  • Fumador tipo I: éste no quiere dejar de fumar y defiende el consumo de tabaco.
  • Fumador tipo II: éste quiere dejarlo pero teme las consecuencias de intentarlo.

¿Aprecias las similitudes entre las formas de reaccionar frente al secuestrador y el tabaco?

Así es, el fumador tipo I parece una especie de Síndrome de Estocolmo, que lo sumerge en un engaño mental más profundo y complicado.

El fumador tipo II parte con una gran ventaja, pues sí desea liberarse. Éste no debe olvidar que al dejar de fumar no existe ningún “atracador” que le vaya a disparar por la espalda si intenta huir.

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s