¡Magia para dejar de fumar!

textgram_1531759640.png

¿Qué necesitas para dejar de fumar? Quizás hayas probado de todo: pastillas, chicles, parches, terapia, frutas, hipnosis, libros, acupuntura… y aún sigas sin encontrar lo que estabas buscando.

Pero, ¿qué estás buscando en realidad? ¿Quizás estés buscando algo que te anule las ganas de fumar? Si es así, la búsqueda se hará eterna (al menos con el conocimiento científico de hoy).

Quizás desearías a un mago que sacara de su manga aquello que tú justamente buscas. Como eso no va a ser posible, lo mejor que puedes ir haciendo es ir «cambiando tu pregunta» y no intentar hallar respuestas que a día de hoy no existen. Será cuestión de buscar lo que tú realmente necesitas y no lo que crees que necesitas.

Tienes que empezar a replantearte muchas de las creencias que tienes sobre el tabaco. Por ejemplo, si te decimos que se tardan meses en «aprender» a dejar de fumar, ¿Por qué sigues extrañándote que a los tres meses te siga apeteciendo fumarte uno? ¿Acaso habría tantos fumadores en el mundo si las ganas de fumar desaparecieran en un par de meses?

Superar los primeros meses sin fumar está al alcance de cualquiera. Lo que no parece tan fácil es desintoxicarse de ese enorme Miedo a dejarlo. La adicción al tabaco nubla la mente hasta un grado que no te puedes ni imaginar. ¿Qué sentirías si te dijera que el cielo que miras a diario no es azul? Pues eso mismo sientes cuando te digo que tus miedos se fundamentan en hechos irreales que nunca van a suceder.

Crees fervientemente en aquello que tu adicción te dicta, y eso es un enorme problema. Y da igual que leas esto…una vez más pensarás que tu caso es diferente al de los demás.

El que vive solo, que le cuesta dejarlo en soledad.

El que vive en pareja, que ésta fuma, o no fuma pero no le apoya lo suficiente.

El que vive con sus padres, que estos son muy mayores.

El que fuma mucho, que es un gran adicto, y el que fuma poco que estos pocos tienen un enorme valor.

El que no trabaja, que no trabaja, y el que lo hace, que lo tiene estresado.

La que no se queda embarazada, que eso le tiene angustiada, y la que tiene hijos, que la tienen de los nervios.

El que está gordo, que lo está, y el que no, que no quiere estarlo.

¿Qué quieres que me saque esta vez de la chistera si ya he sacado todo lo que hay?

No te hace falta la magia para dejar de fumar. Tú eres totalmente capaz.

http://www.fumabook.com

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s