El fumador no está en su sano juicio

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Según la Real Academia de la Lengua Española, el “juicio” es la cordura o la sensatez que puede llegar a tener una persona. Nadie en su sano juicio compraría una marca de leche que fuera responsable de la muerte del 50% de sus consumidores. En el mundo hay millones de personas que consumen cigarrillos a diario, un producto que mata al 50% de las personas que lo consumen. Una buena parte de los fumadores sienten no poder dejar de fumar por pensar que son incapaces o por temer las consecuencias de dejarlo. Otra fracción, directamente, no quiere ni intentarlo, no desea dejarlo. Como es obvio el juicio del fumador, en estos casos, dista bastante de los conceptos de cordura o sensatez.

Esta realidad solo se puede explicar y comprender asumiendo que el fumador sufre una adicción que le nubla el juicio, sumergiéndole en un engaño mental que le impide actuar con cordura y sensatez.

Guste o no, que el fumador no está en su sano juicio a la hora de decidir qué hacer con su consumo de cigarrillos, es una realidad que debemos aceptar, aunque duela, aunque nos genere rechazo. Que algo sea llevado a cabo por gran número de personas, no puede ser argumento suficiente para acobardarse y aceptarlo como algo normal. FUMAR NO ES NORMAL.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s