Recaída o trampa

Cualquiera que se haya informado un poco, sabrá que las recaídas al dejar de fumar son normales. Pero, ¡ojo! no todo es considerado una recaída. Hay que tener cuidado porque podemos autoengañarnos y hacer trampas.

Una recaída es fumar uno o varios cigarros en uno o varios días, principalmente por un estado emocional negativo (discusión con la pareja), por un exceso de confianza (por ejemplo, al beber demasiado alcohol) o por entrar en un secuestro mental en los primeros días sin tabaco . En algunos casos concretos, ante algún suceso grave (por ejemplo, la muerte de un familiar) la caída puede durar incluso varias semanas. Posteriormente, hay un momento en el que la persona se da cuenta del error, rectifica, extrae un aprendizaje y sigue sin fumar de forma indefinida. Al aprender ya no vuelve a cometer el mismo error. Esto puede ocurrir como algo excepcional, no de vez en cuando.

En cambio, hay fumadores que se llevan unos meses sin fumar, luego vuelven varias semanas. Posteriormente vuelven a dejarlo y más tarde vuelven a consumir. Este tipo de suceso no son recaídas, en absoluto. Es un autoengaño donde la adicción sigue en pie, pero el fumador consume en periodos intermitentes para sentir que algo está haciendo (reducción parcial de la disonancia cognitiva). Para Fumabook hacer esto y fumar siempre es lo mismo: un error.

Atendiendo a la metáfora de Fumabook, cuando uno está aprendiendo a montar en bicicleta, no es lo mismo caerse de ella que tirarse. Lo primero es una caída asumible, lo segundo, una estupidez. ¡No hagas trampas!

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s