¿Quieres conocer la magnitud de tu engaño?

“Hola, soy Francisco, director regional de una gran empresa financiera. Desde pequeño tenía muy claro que quería mandar y ganar mucho dinero. Hoy por hoy puedo decir que lo he conseguido. Tengo don de gentes y gran capacidad de liderazgo. Siempre he sido muy constante a la hora de luchar por mis objetivos. Todo esto ha sido gracias a mi gran fuerza de voluntad, mi tesón y mi autoestima, que la tengo por las nubes. Mi capacidad la extiendo a otras facetas de mi vida, por ejemplo con mi entrenamiento físico, no falto al gimnasio ni un día, tengo un cuerpo espectacular. Además sigo una dieta muy cuidada que me exige mucho sacrificio. A parte de todo esto, soy fumador, y la verdad que no me preocupa. Puede ser que fumar sea malo, pero cuido tanto mi salud que contrarresto sus efectos con el deporte y mi alimentación. No obstante he de decir que tengo una genética de hierro, no creo que el tabaco pueda conmigo. Y, si me equivoco, ya tendré tiempo para dejarlo, a mí no me costaría nada, yo consigo todo lo que me propongo. Fumar es un placer al que no pienso renunciar, me gusta pensar que yo controlo mi vida y al tabaco también, pues yo no soy un adicto, fumo por decisión propia y lo dejaré cuando me plazca. No entiendo porque la gente se gasta el dinero en métodos que no sirven para nada, yo sé que puedo dejarlo cuando quiera”.

Acabamos de definir al tipo de fumador que Fumabook define como “tipo I” o sometido al engaño más profundo donde el deseo de dejar de fumar desaparece.

Tú, como fumador que quiere dejarlo (tipo II), puedes apreciar la magnitud del inmenso engaño al que este tipo está sometido. Me gustaría que supieras una cosa que te hará sin duda reflexionar. La distancia que hay entre un fumador tipo I y tú es la misma que entre tú (que eres un tipo II) y una persona que nunca ha fumado. ¿Eres consciente de lo que te acabo de decir? …..piénsalo……

Si tú quedas sorprendido ante los argumentos de un fumador tipo I, ¿qué pensaría una persona que nunca ha fumado tras escuchar tus relatos? Quedaría expuesto a tú engaño, a ése que tú no ves, de la misma manera que aquel tipo de antes no veía el suyo.

Si abrieras tu corazón en lo que respecta a tu adicción ante un sujeto que nunca ha fumado quedaría totalmente sorprendido. Los relatos de los fumadores definen la magnitud de este engaño: “Tengo miedo a dejar de fumar. Siento que lo voy a echar de menos toda mi vida. Cuido de mi hijo enfermo y no sé si voy a poder dejar de fumar. Si lo dejo no disfrutaré de las comidas, de las fiestas. No dormiré bien, me aburriré, estaré triste… “

Tienes que entender de qué estoy hablando: la verdadera magnitud del engaño al que estás sometido y tu adicción no te deja ver. Tú estás tan convencido de tus argumentos como aquel tipo lo está de los suyos. Sin lugar a dudas, si te vieras desde el punto de vista de un no fumador, sentirías lástima… mucha lástima. Usa este comentario para enojarte con tu adicción, no para hundirte o enfadarte conmigo.

Esto te tiene que hacer pensar muy seriamente…

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s