Una Libertad que ni imaginas

Fumabook establece 4 fases para dejar de fumar:
1. Preparación.
2. Abstinencia.
3. Precaución.
4. Independencia.

En esta última fase de Independencia lo más importante es entender que la persona recupera la Libertad. Al respecto he de aclarar lo siguiente:

La Libertad del fumador aparece desde el primer día que deja de fumar, pues es desde ese preciso momento cuando ignora la voz del Carcelero (Cerebro Adicto) y actúa siguiendo sus propias convicciones (abandonando el zulo). Ahora bien, esta Libertad no es total, pues el fumador sigue sometido a un poderosísimo engaño que durará algunos meses más. La recuperación de esta Libertad es paulatina. No obstante, la persona debe enorgullecerse de cada centímetro cuadrado recuperado de toda esa extensión de Libertad que va recuperando. Cada día, cada paso, cada trocito de Libertad es un hito importantísimo.

La Libertad a la que hacemos referencia en la fase de Independencia es algo mucho más complejo y es imposible que alguien que fuma o lleve poco tiempo sin fumar ni siquiera pueda imaginar. Es la Libertad que poseía cuando era niño y perdió al convertirse en un adicto. Para explicarme te pondré un ejemplo.

Imagina que vives secuestrada por un hombre malvado en una cueva, privada así de toda Libertad. Un buen día decides escaparte, es decir, recuperar la Libertad. Lo consigues y vuelves a casa con tu familia. Compruebas que por las noches sientes mucho miedo, tienes pesadillas y necesitas dormir con las luces encendidas. De día no te atreves a salir sola a la calle, siempre tienes que ir acompañada. A los dos años, consigues superar el trauma, volviendo a dormir a oscuras y a salir sola a la calle.

Si te das cuenta, desde el día que escapaste de la cueva, lograste ser libre. Pero esta libertad no era plena. Tardaste cerca de dos años en poder volver a la normalidad, sin miedos y temores.

Eso mismo ocurre cuando dejamos de fumar. La Libertad que conseguimos al principio es parcial, no es plena, pues el fumador está sometido a un engaño que tardará tiempo en disiparse. No es posible sentir esta Libertad plena en un par de meses, aunque lo intentes. Cuando la Libertad sea alcanzada en toda su plenitud los grandes peligros de la fase de Precaución ya no serán un problema (estado emocional negativo y exceso de confianza). Vivirás como si nunca hubieras fumado. Será el momento en que el engaño sea visible en su totalidad. Será cuando no entiendas por qué fumabas y por qué te costaba dejarlo.

www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s