Los días malos, los mejores

Uno no se hace un gran matemático haciendo sencillas sumas ni un prestigioso médico con casos fáciles de resolver. De la misma manera, un fumador no aprende a dejar de fumar viendo lo fácil que es conseguirlo en los días tranquilos en los que la abstinencia está adormecida. Ahí no se producen grandes avances ni importantes aprendizajes.

Son los días malos o complicados los que nos ofrecen una gran oportunidad para avanzar, como cuando te sale un doble 6 en los dados al lanzar en un juego de mesa.

Una cena con amigos
Un dia de lluvia aburrido en el sofá
Un viaje al extranjero
Una reunión con las amigas
Un día de disputa con tu pareja
Una bronca de tu jefe
La enfermedad de un familiar

Esos sí son retos que te ponen a prueba y si los superas habrás avanzado varias zancadas hacía la libertad.

Cuando se te presente un día así, malo, con fuerte abstinencia, en vez de ser negativo y ver el peligro como una ocasión para caer, míralo como una gran oportunidad para recorrer una gran distancia en tu aprendizaje.

Lanza tus dados y saca tu doble 6.

LAS GUERRAS SE GANAN EN LAS BATALLAS MÁS DURAS

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s