La estética del fumador

Dejando a un lado los aspectos legales asociados a estas drogas, tenemos que reconocer que exponerse públicamente administrándose vía endovenosa una dosis de heroína o cocaína por la nariz, puede parecer chocante, ofensivo o, incluso, muy agresivo para nuestros ojos. Socialmente no estamos acostumbrados a verlo.

En cambio, el acto de fumar ha poseído otras connotaciones: apariencia de interesante, seductor, duro, maduro, moderno, etc…

Desde el mismo hecho de encender el cigarrillo, hasta la acción de inhalar/exhalar el humo, jugar con él e incluso, apagarlo en el cenicero con decisión mientras exponemos una gran idea (el cine ha dado y da gran muestra de ello).

Esnifar una raya de cocaína y fumar tabaco es lo mismo: administrar una dosis de droga potente. Lo que cambia es el significado social adquirido, el valor de esa estética.

Ahora quiero que lleves a cabo una profunda reflexión a la hora de formar respuestas a las siguientes preguntas:

Si se aprobara una ley que obligara a comercializar la nicotina únicamente en formato de chicles… ¿Piensas que la gente joven comenzaría a consumir esta droga de la misma manera que lo hace ahora?

¿Qué ocurriría en los fumadores adultos crónicos si solo pudieran obtener cigarrillos con forma, por ejemplo, de “chupete”? ¿Influiría esto en su consumo de tabaco en sociedad?

A parte de lo que le pueda “gustar” a la gente fumar, ¿no piensas que la estética tiene un papel importante?

http://www.fumabook.com

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s