¿Por qué hay médicos que se olvidan de ellos?

cemetery-mourning-cross-graves

Durante la pandemia del Covid-19 la sociedad quedó impactada por las cifras de muertos en nuestro país. No tardamos mucho en leer de algunas asociaciones y particulares sobre la importancia también de valorar las más de 50.000 vidas que cada año se lleva el tabaco muy por encima de los accidentes de tráfico, siniestralidad laboral, delincuencia, etc.

Muchos ponen el grito en el cielo por esta comparación por resultarles injusta. Se suele ver al fumador como a una persona débil o insana “única responsable de su estado adictivo” que no merece ser equiparado con la pobre víctima de un accidente de coche o de trabajo. Así es, es como si el fumador fuera el único culpable de ser adicto.

Esto, aunque parezca lo lógico, es completamente falso. Los fumadores suelen comenzar a fumar entre los 14-17 años, edad en el que uno es vulnerable a la presión e influencia social. Además hay determinantes biológicos, psicológicos y educacionales. Todo ello sumado hace del fumador una víctima, que cuando se da cuenta, está sumergida en una enfermedad cuyo síntoma principal es un engaño mental que hace que no se vea capaz de dejarlo o, lo que es peor, ni siquiera desee dejarlo.

Tristemente ni los propios fumadores ni la sociedad en general parece reaccionar frente a esta epidemia mundial en la que se ha convertido el tabaquismo. Y esto se debe a la poca conciencia que hay de que nos enfrentamos a un verdadero trastorno mental derivado del consumo continuado de una droga superadictiva.

Esta situación llega al mismo sector sanitario y a los estamentos superiores que toman decisiones en materia de salud. En definitiva, estamos dormidos. No es raro ver cómo en los centros sanitarios se parten la cabeza en abrir nuevos proyectos de formación sobre la población o sobre sus clientes en temas que no generan tanta enfermedad y muerte. El tabaquismo es la fea olvidada que enamora a muy pocos.

Como enfermero y psicólogo lo veo a diario en mi trabajo, el tabaquismo, en general, no genera interés entre los profesionales de la salud y eso me produce tristeza.

Todos tenemos que hacer un esfuerzo por sacar hacía adelante este problema gigante de salud pública. ¿Eres médico, enfermero o psicólogo? ¿Cuánto tiempo dedicas en formarte e informarte sobre tabaquismo? ¿Cuántos planes sobre tabaco has programado en tu vida laboral?

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s