¿Cómo superar la tentación de fumar?

man-smoke-smoking-men-s-royalty-free-thumbnail.jpg

Muchos de vosotros me decís: “llevo un año sin fumar, lo llevó bien, pero he de reconocerte que en algunas ocasiones me fumaría un cigarrillo”.

En efecto, durante los primeros años, cuando aún la ” Necesidad de fumar” no ha desaparecido del todo (es decir, cuando la libertad alcanzada aún no es plena, no es del 100%) pueden aparecer TENTACIONES.

Por lo general, los fumadores suelen preocuparse excesivamente con estas tentaciones, pues creen que son síntomas de que le cosa no marcha bien. Esto no es cierto, en absoluto.

Nuestra vida está llena de tentaciones: comer una napolitana de chocolate en un día normal de trabajo, quedarnos en la cama un día de lluvia en vez de irnos a trabajar, repetir un segundo plato de una comida hipercalórica, dormir una siesta en vez de irnos a hacer deporte, mantener una relación sexual con otra persona en vez de ser fiel con nuestra pareja, mojar media barra de pan en la salsa de nuestra comida, etc…

Imagina que un día estás trabajando, te paras y piensas: “¿preferiría estar en estos momentos en una playa del Caribe tomándome una rica piña colada?”. Seguramente, casi cualquiera, respondería que sí. Si tuvieras la DISPONIBILIDAD de apretar un botón y aparecer en bañador en esa playa sin que te costara un euro y sin que te echaran del trabajo, la aprovecharías sin lugar a dudas. En la vida real esto no ocurre y eso no te produce malestar o infelicidad.

Con el tabaco también puede aparecer esa tentación de fumar un cigarro. Aquí el problema es que sí existe esa disponibilidad. En cualquier lugar y momento pueden darte un cigarrillo o simplemente comprándotelo.

Pero la vida está llena de tentaciones, y continuamente decidimos decir NO. ¿Por qué pensamos que tenerlas con fumar es un síntoma de debilidad?

LA DEBILIDAD NO ES TENER TENTACIONES, SINO SUCUMBIR A ELLAS

No les dé tanta importancia a esos momentos en que uno piensa “ahora me fumaría un cigarrillo”. Tu fortaleza habita en decir NO, no en “no sentir” la tentación o en encontrar una estrategia para que no aparezca. Con el tiempo esta tentación se irá haciendo más débil hasta desaparecer.

http://www.fumabook.com

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s