Si eres fumador, te interesa

untitled

El primer obstáculo que encontramos en el Tabaquismo es la perspectiva con que se aborda. No es importante saber que “Fumar produce enfermedad”, lo esencial es comprender que “Fumar es, en sí mimo, una enfermedad”. Así es, se fuma por una enfermedad que, además, es invisible para el propio fumador. El fumador sabe que puede enfermar por fumar, pero ignora que “estar enfermo le hace fumar”.

Nos perdemos en las consecuencias de fumar (cáncer, infarto, patologías respiratorias,etc.), y se nos olvida que “el acto de fumar” es la consecuencia visible de “SER ADICTO”. En efecto, “ser adicto” es una enfermedad. Un cerebro sano tiene la misión principal de mantenerte con vida, proteger tu salud. Un cerebro adicto tiene la misión principal de conseguir “UNA NUEVA DOSIS”, a cualquier precio, y ese precio es tu “SALUD” y puede ser “TU VIDA”.

Pero conocer esto no le interesa al cerebro de los fumadores, que se atrinchera frente a la aplastante evidencia. Al cerebro adicto le viene bien que el fumador se entretenga en otras cuestiones como justificar el consumo atendiendo a la contaminación ambiental o los aditivos que se les echa a las comidas. Otros se justifican haciendo deporte, llevando una vida sana, apoyándose en sus problemas personales o proclamando que “la vida ya es demasiado dura como para dejar de fumar”.

Sea cual sea el argumento de “tu cerebro adicto”, éste siempre irá dirigido a conseguir una nueva dosis. Tu salud, tu bolsillo y tu libertad (entendida como la ausencia de dependencia) le importa más bien poco o nada.

Fumar porque eres libre para hacer lo que te da la gana o porque lo consideras un enorme placer, no te hace menos enfermo. Que haya más de un 30% de la población con tu misma enfermedad, no te hace menos enfermo. La adicción es una enfermedad, te pongas como te pongas, y diga lo que diga tu cerebro adicto.

Hoy, si dejas de fumar, solo ganas tú. Olvídate de los médicos, de los impuestos del tabaco o de las sustancias con que la industria tabacalera condimenta tu cigarrillos para no dejarte escapar, céntrate en ti. Si hoy dejas de fumar, pronto dejarás de estar enfermo. Esta enfermedad no te dejar opinar con claridad sobre estos asuntos. Mientras tanto, deberás estar sin fumar hasta que tu cerebro adicto se vuelva sano y piense de nuevo en ti.

Hoy puede ser un buen día para recuperar tu libertad.

Www.fumabook.com

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s