Dime «qué comes» y te diré cómo son «tus ganas de fumar»

hamburger-2253345__480.jpg

Las carnes, los alimentos ricos en grasas o azúcares, el café y el alcohol pueden favorecer el consumo de tabaco. Al principio debes evitarlos.

Está demostrado que el consumo de frutas y verduras disminuye la necesidad de llevarse un cigarro a la boca porque afecta a la percepción de su sabor.

Igualmente, intenta evitar aquellos “platos” que tengas más asociados con el acto de fumar.

Así que ya sabes, cuando sientas ganas … ¡agua y fruta! (unos 2 litros diarios)

P.M. Alles – Psicólogo y escritor del libro para dejar de fumar Fumabook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s