Solo con pensar en dejar de fumar me da pena

textgram_1539518546.png

Recuerdo perfectamente aquellas veces que me paraba a pensar muy seriamente en la idea de dejar de fumar. Motivos no me faltaban: de salud, económicos, etc. Pero por otra parte, imaginarme mi vida sin tabaco me daba pena. No sé cómo describirlo con exactitud, pero me invadía una profunda tristeza que me conducía a elaborar una imagen de mi futura vida sin tabaco sin ilusión, con enfado, con ansiedad, con esa sensación de que me faltara algo.
(Sigue en pág. 2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s