El mejor momento para dejar de fumar

momento dejar de fumar.jpg

Es muy frecuente que el fumador nunca encuentre el momento idóneo para dejar de fumar. A veces nos sentimos motivados, pero cuando llega el día volvemos a sentir esa sensación de no estar preparados para iniciar el viaje hacia la libertad. Entonces, ¿cuál es el mejor momento para intentarlo?

A veces los motivos que nos hacen desanimarnos pueden ser: enfermedades o muertes de seres queridos, problemas económicos, conflictos laborales, crisis de pareja, etc.

Siempre decimos que la adicción tiene la cruel habilidad de convencerte de que es imprescindible para que puedas afrontar los problemas y dificultades que en la vida te hayan tocado. Aunque te cueste creerlo, éste es uno de los grandes engaños de la droga. Si lo piensas, fumar ni te arregla el problema (incluso te lo puede agravar) ni te reporta habilidades personales que te ayuden a afrontarlos.

Es así, no hay más. Ni resuelve el problema, ni te ayuda a soportarlo. Entonces, ¿qué ocurre? Lo que sucede no tiene secreto: la adicción se convierte en un falso personaje aparentemente imprescindible para ti. Tú crees que es crucial por tu situación, pero no lo es. Da igual si tus problemas son grandes o pequeños, o eres la persona más feliz del universo, siempre pensarás que te irá peor sin tabaco. Tus problemas no tienen nada que ver, puedes intercambiarlos por  otros cualquiera… siempre el tabaco parecerá necesario. La ecuación nunca cambia. Tabaco + X problemas= miedo a dejar de fumar. Valga lo que valga la “X” el resultado siempre es el mismo.

¿Crees de verdad que el día que mejoren tus problemas te será más fácil dejar de fumar? ¿Crees que a ti te cuesta más que a los demás porque tus problemas son más grandes? ¿Realmente piensas que hay dos tipos de fumadores: los que tienen problemas grandes y los que tienen problemas pequeños?… pues no. La adicción es adicción y funciona siempre igual, agarrándose como una garrapata a tus problemas.

Piénsalo despacio. El tabaco se aprovecha de tus desgracias personales. ¿Hay algo más patético? ¿De verdad que no quieres enojarte de una vez y mandar todo lo relacionado con el tabaco a donde tú sabes?

La verdad es que no hay un buen momento para dejar de fumar, todos son iguales de idóneos para intentarlo. Creer que no lo es y posponerlo es un mal síntoma. Tú debes coger las riendas de tu vida de una vez por todas. No puedes seguir siendo aquella marioneta que se lamenta una y otra vez, y que no se ve preparada para lograrlo, porque tus problemas te ahogan… ¡No puedes seguir así!

Dejar de fumar cuesta, pero cuesta más si asumes el papel de víctima indefensa e incapacitada. Desde luego que eres una víctima, pero totalmente cualificada para vencer a tu cruel Carcelero.

No esperes más, deja de llorar. Levántate y ponte firme. Dale a tus problemas, a tus enfermedades y a tus seres queridos perdidos el mayor de los homenajes: tu victoria, tu libertad y la sensación de saber de que en tu día a día el tabaco no tiene nada que decir.

Lamentarse nunca será el camino hacia tu triunfo

No permitas ni un día más que el Carcelero use tus desgracias para hacerse fuerte e imprescindible… es vergonzoso

P.M. Alles -Psicólogo y escritor del manual para dejar de fumar: Fumabook

http://www.fumabook.com

Un comentario

  1. Cualquier día es el mejor momento para dejar de fumar.. Nunca debemos posponerlo ni poner una disculpa para alargar semejante calvario.. Para mí ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s