¡Le he dado una calada!

dejar de fumar recaida.jpg

Cuando estamos en pleno proceso de liberación del tabaco, es posible que tengamos un desliz y caigamos en el error de dar alguna calada suelta a un cigarro. Saber gestionar este suceso es de vital importancia para lograr el gran objetivo de vivir sin tabaco (sigue en pág. 2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s