Los días felices se acabaron

Tristemente esto suele suceder con demasiada frecuencia. Cuando el fumador se plantea dejar de fumar, todo un arsenal de pensamientos negativos tienden a ocupar su mente. Uno de los más frecuentes es aquel que pronostica “un final de fiesta”. ¿Qué significa esto? Que el fumador se convence que a partir del momento que deje de fumar no va a ser tan feliz en determinados momentos: al desayunar, al estar en la playa, al salir de copas con amigos, al ver una buena película, etc.

Todos estos pensamientos son muy normales, pero completamente falsos. Lo que ocurre al principio es que la abstinencia y sus molestos síntomas se cuelan en cualquier momento, haciendo que uno no esté cómodo y relajado. Pero es solo al principio, con el tiempo todo vuelve a la normalidad. El tabaco no hace que los momentos sean más especiales. Dejar de fumar no provoca que uno sea menos feliz. Son engaños mentales que tu adicción fabrica para que no dejes de suministrarle su droga.

Ignora los pensamientos que genera tu cerebro adicto y tus miedos se reducirán, haciendo que dejar de fumar sea más sencillo.

http://www.fumabook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s