¿Con quién hablas sobre “dejar de fumar”?

SAVE_20190204_095419

Cuando queremos dejar de fumar, solemos hablar del tema con las personas que nos rodea. En efecto, es frecuente buscar en nuestro entorno información que nos ayude en el proceso de superar nuestra adicción.

El problema de todo esto es que el fumador habla de esto con otros fumadores. Es lo que normalmente denominamos “reunión de Carceleros”. Así es, nuestra adicción (Carcelero) tiende a levantar puentes o lazos con otras personas que están sometidas también al poder de la droga. Así, gracias al testimonio de otros adictos, podremos confirmar y respaldar nuestros miedos. De esta manera, al conversar con otros fumadores, podrán tomar fuerza pensamientos del tipo:

-Nunca vamos a olvidar el cigarrillo en nuestra vida.

-Jamás desaparecerán las ganas.

-El que ha sido fumador lo es para toda la vida.

-No vamos a disfrutar las comidas de la misma forma.

-Siempre estaremos nerviosos.

-Etc.

Es así de cruda la realidad a la que se somete el fumador. A nuestro Carcelero no le conviene que nos reunamos con personas que llevan años sin fumar y viven felices en plena libertad. Cuando esto ocurre, es normal que construyamos pensamientos del tipo:

-Seguro que a él no le gustaba tanto fumar como a mí.

-Estoy convencido que para él no fue tan duro dejarlo.

-Él no tiene tantos problemas como yo.

-Yo llevo más años fumando.

-Yo soy más dependiente.

-Etc.

Es decir, rechazamos toda la información que nos empuja a dejar la droga y asumimos como cierta aquella que nos hace seguir fumando. Así funciona la mente del fumador.

Ciertamente es muy difícil conversar con personas que aún están fumando. Ellos creen que no quieren dejar de fumar, y tampoco que tú lo consigas para así confirmar sus falsas creencias.

Discutir con ellos es una pérdida de tiempo, pues cuanto más cuestiones sus valores y sus creencias respecto al tabaco, más las reforzarán y las defenderán.

La adicción es un problema muy serio que controla hábilmente el cerebro del adicto. Cuando quieras dejar de fumar no puedes apoyarte en los testimonios de personas que fuman, que no han querido o no han logrado dejarlo. Y es más, me atrevería a decirte que tampoco debes dejarte asesorar por personas que lo están dejando en este preciso momento. En los primeros meses, la voz del Carcelero es muy potente y lo único que puedes hacer es que te llegue información errónea que no solo no te sirva, sino que incluso te perjudique (por eso pedimos mucha cautela en los comentarios en el grupo de los que aún no tienen bien interiorizado los principios de Fumabook). Rodéate de consejos de personas que llevan años sin fumar, escúchalos y nos les juzgues. No creas que sus adicciones fueron más leves que la tuya, o que no deseaban fumar tanto como tú.

Tú ya tienes bastante con tu propio Carcelero, no busques el consuelo en otros adictos.

www.fumabook.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s