Fumador… ¿Qué grado de ceguera posees?

Fotolia_109484307_Subscription_Monthly_M.jpg

Siempre decimos que hay dos tipos generales de fumadores, el que quiere y el que no quiere dejar de fumar. Solemos decir que el fumador que no desea dejar de fumar, presenta un conjunto de creencias erróneas que pulverizan la decisión voluntaria de eliminar el hábito de su vida.

Es la representación de la adicción más virulenta, pues no solo dificulta la posibilidad de vivir sin tabaco, sencillamente la anula. Nos presentamos ante una auténtica cadena perpetua. Podemos decir que resulta más difícil convencer a alguien que no desea dejar de fumar que se plantee quitarse, que el hecho de lograr que alguien que quiere lo consiga. Sin duda nos enfrentamos a un grandísimo reto.

No obstante, dentro del grupo de fumadores que desean liberarse del tabaco, también encontramos distintos tipos de creencias erróneas que nos darán diferentes niveles de distorsión o ceguera. Así, hay quienes quieren dejar de fumar, pero acuden a recibir ayuda con “la pistola completamente cargada”.

Me refiero a ese tipo de fumador que, aunque intenta liberarse, busca uno y otro motivo, y los que hagan falta para perpetuar su consumo. Son personas que ven y oyen lo que desean, y no lo que realmente se les muestra o se les dice. Su culpa por fumar les lleva a buscar ayuda, pero a su vez, rechazan todo tipo de información, sugerencia o argumentación que vayan con la intención de dejar de fumar.

Hacen interpretaciones de la situación muy peculiares y muy personalizadas a sus propios intereses, llegando a dinamitar cualquier probabilidad real de lograr el objetivo de dejar de fumar. Sienten alivio ante ellos mismos y los suyos, al menos, por intentarlo, consiguiendo así disminuir o eliminar así ese sentimiento de culpa que les genera seguir fumando.

Cualquier argumentación que se les presenté, será cuestionado; cualquier estrategia que se les sugiera, será rechazada. Viven para acallar esas vocecitas que les repiten una y otra vez que deben dejar de fumar, pero en sus sentimientos más internos, ellos no quieren. Acuden a terapia, a cursos, a grupos de ayuda, solo para cubrir el trámite de que “ellos lo están intentando”, y así apaciguar la culpa… la maldita culpa.

Como fumador que no logras salir del zulo, debes de plantearte muy seriamente si perteneces a este grupo de fumadores que “quieren pero no quieren”. Debes ser tú mismo el que explore en tu interior para averiguar si estás siendo engañado por la adicción. Nadie puede recorrer este camino por ti, pues te volvería una persona aun más reacia y resistente al cambio. Deberá ser un viaje a lo más recóndito de tu mente en busca de la sinceridad y humildad necesaria que te permita reconocer con tus propios ojos que algo estás haciendo mal.

Creer que nadie te entiende, o que nadie comprende tu situación o tus dificultades, es un posible síntoma de ello. Pensar de una forma reiterada que la ayuda que se te presenta es errónea, insuficiente o interesada, también puede ser reflejo de que el fondo no quieres encontrar la solución a tu problema.

Si eres una de esas personas que cierra cualquier puerta que se le abre a su paso, debes comprender que tu meta primera no debe ser dejar de fumar, sino detectar y tratar esa estrategia que te está controlando. No te enfrentes a la abstinencia hasta que no hayas sido consciente que eres tú, y solamente tú,  el primer obstáculo que existe en tu camino, y que no te servirá de nada lo que intentes si antes no dejas de ser tu principal freno.

No se vence al enemigo luchando en su ejército

Lo primero que has de hacer es definir con claridad a qué bando perteneces

P.M. Alles – Psicólogo y escritor del manual para dejar de fumar: Fumabook

www.fumabook.com

Anuncios

Un comentario

  1. De verdad que a dia de hoy no lo se todo el tiempo estoy luchando con crencias erroneas relaciono mucho el no encontrarme bien y las ganas de fumar lo estoy pasando verdaderamente mal .
    Si estoy sin preocupaciones y me encuentro bien fisicamente ni me acuerdo y a la minima qye me surjen problemas estoy deseando y me genera una ansiedad horrosa .
    Se que no me soluciona los problemas y no hago mas que repetirmelo .
    Pero estoy en una lucha terrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s