Sueño

2.El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Aunque pueda favorecer el inicio del sueño, suele provocar despertares frecuentes que empeorarán la calidad de tu descanso. Evita consumirlo las 2 horas antes de irte a la cama (sigue en pág.4)