Capítulo 9

Multitud de estudios en Psicología han demostrado que, las conductas que vienen motivadas intrínsecamente, tienen mayor probabilidad de perdurar en el tiempo. Éste es el motivo por el que te recomiendo que, cuando vayas a dejar de fumar, lo hagas buscando esa motivación interna que supone dejar de consumir esta droga: recuperar tu Libertad, cuidar tu Salud, etc. Hay muchas personas que dejan de fumar presionadas por su médico o por su pareja, jugando un papel muy relevante la recompensa ya que, muchas veces, estas personas dejan de fumar más por no recibir reprimendas que por los efectos beneficiosos que tiene dejar de fumar. Mi consejo es que dejes de fumar porque tú lo desees y porque quieras proteger tu salud y recuperar la libertad, y no estar dependiendo constantemente de una sustancia adictiva. Dejar de fumar por tener contento a los demás o evitar que estos se enfaden, puede ser un elemento más a tener en cuenta, pero no puede convertirse en el motor motivador principal que te haga dejar de fumar. ¡Esto lo tienes que tener muy claro desde el primer momento!