Capítulo 6

Todas estas creencias, tal y como les pasaba a nuestros personajes, no dejan de ser “valoraciones personales” o predicciones de las cosas que pueden ocurrir si dejamos de fumar. Esto lo podemos ver con mucha claridad en la siguiente circunstancia. Quiero que prestes la máxima atención a lo que te voy a contar. Muchos fumadores se ponen una fecha para dejar de fumar. A medida que se aproxima el día, son muchos los que van sintiendo cierta angustia, ansiedad o tristeza en su interior. Incluso, algunos sufren ataques de ansiedad y lloros la noche anterior. Es decir, y esto es muy importante: LOS FUMADORES PUEDEN EXPERIMENTAR SÍNTOMAS PROPIOS DE LA ABSTINENCIA CUANDO TODAVÍA FUMAN, CUANDO AÚN TIENEN NICOTINA EN LA SANGRE. Con esto demostramos que son nuestros pensamientos procedentes de nuestras creencias erróneas y no la falta de nicotina los que nos hacen sentirnos mal. Muchos de estos fumadores, ante tal negro panorama, deciden anular el intento para otra fecha posterior. Aquí vemos cómo se produce una predicción de futuro muy negativa (como le ocurría a Marta) que nos hace echarnos para atrás en nuestra decisión. Otro momento de interés es cuando el fumador se despierta en su primer día sin tabaco. Éste, a los pocos minutos de haberse levantado, comienza a sentirse mal, con síntomas propios de la abstinencia. Obviamente, y según lo que hemos visto, en estos instantes el sujeto también puede estar haciendo una valoración negativa del presente (tal y como le sucedía a Rodrigo). Por todo ello, cabría hacerse la siguiente pregunta: