Capítulo 5

•Jamás dejaré de echar de menos el tabaco.
•El deseo de fumar permanecerá para siempre.
•El que ha sido fumador lo será para toda la vida.
•Viviré con ansiedad.
•Estaré triste.
•Engordaré muchísimo.
•No me relacionaré igual en sociedad.
•Siempre dormiré mal.
•Ya no seré igual de feliz que ahora, lo seré menos.
•Estaré inquietó.
•Me sentiré más irascible y podré deteriorar la buena relación que tengo con mi pareja y/o hijos.
•Mis vacaciones o viajes nunca volverán a ser lo que eran.
•Nunca disfrutaré tanto de una buena comida, un buen café o una buena copa.
•No me lo pasaré tan bien en las fiestas o bodas.
•Dejaré de ser yo, perderé parte de mi identidad.
•Posiblemente mi autoestima se verá mermada.
•No voy a disfrutar de las sobremesas.
•El periodo de después de cenar, antes de acostarme, se me hará un suplicio.
•Me aburriré.
•Etc.