Capítulo 5

a. Anular el deseo de dejar de fumar. En este caso, el fumador no suele sentirse dominado por el tabaco o no siente la necesidad de dejar de fumar. En este caso el miedo no toma un papel visible.
b. Impedirnos dejar de fumar, aunque lo deseemos, induciéndonos miedo. Aquí el fumador se ve dominado por el tabaco.

En muchas ocasiones, se da la situación que, el fumador que desea dejar de fumar, antes ha pertenecido al otro grupo.