Capítulo 4

2. En segundo lugar, encontramos las distorsiones cognitivas o creencias erróneas que presentan, en mayor medida, los que niegan la solución. Son pensamientos irracionales orientados a la IRRESOLUBILIDAD DE LA ADICCIÓN. En este caso, encontramos creencias dirigidas a ver la adicción como un problema extremadamente grave que no tiene solución. No se cuestionan las capacidades personales, sino la dificultad de acabar con la enfermedad. Aquí encontramos creencias del tipo: “la adicción al tabaco es una cuestión muy grave, difícil de superar; lo he intentado muchas veces y por eso me parece imposible; etc.”.