Capítulo 3

Pues bien, la formación de estas creencias erróneas o distorsiones cognitivas que genera el fumador representa la herramienta primaria que usa la adicción (tu cerebro adicto) para lograr los dos efectos que hablábamos al principio del capítulo:

1.Que no desees dejar de fumar.
2.Que no consigas dejarlo, aunque quieras.