Capítulo 2

Aparte de estos tres grupos, identifico un cuarto o GRUPO INDETERMINADO, que se caracteriza por tener anulado el deseo de dejar de fumar por distintos motivos, como son: el hedonismo, es decir, la búsqueda de placer y bienestar (¡Fumo porque me gusta y no hay nada más que decir!); los que recurren al principio de “libertad individual”, (fumo porque soy libre y con mi vida y mi cuerpo hago lo que me da la gana); y, en general, los fumadores jóvenes empujados por la presión social e influenciados por la inmadurez propia de la edad. Según mi opinión personal, los fumadores que alzan el estandarte del placer o la libertad individual se encuentran bajo un engaño aun más poderoso por parte de su cerebro adicto. Podríamos decir que este tipo de fumador no acepta o no quiere reconocer estar supeditado al poder de la adicción, y prefiere creer que es él el que controla la situación y elige fumar libremente sin reconocer alguna limitación o miedo a dejar de fumar.