Capítulo 13

El cerebro del nuevo “no fumador” tiene memoria, por eso recordará para siempre que un día vivió bajo el “yugo” de esa necesidad y bajo qué circunstancias era más vulnerable (ejemplo: “recuerdo que me encantaba fumar cuando bebía cerveza). Ese pasado será imborrable, pero no te preocupes, no lo mirarás con melancolía o pena. Lo observarás desde un “futuro en libertad” con la única pregunta de “¿cómo era posible que viviera atado a esa porquería? En efecto, nunca comprenderás por qué necesitabas fumar y por qué creías que te gustaba.

“La gran meta del fumador no es destruir su fábrica, sino hacer desaparecer esa absurda necesidad de ponerla a prueba”

 

Antes de seguir con el siguiente capítulo te recomiendo escuchar los comentarios del autor sobre éste que acabas de leer y realizar el test para comprobar que has asimilado correctamente el contenido (Hallarás estos recursos en: Menú ->  Herramientas para el libro -> “Comentando el libro” y “Evalúa tus conocimientos”

 

Índice

Siguiente capítulo