Capítulo 12

•Preferiblemente tumbado, realizar dos o tres respiraciones abdominales lentas (que lo que se mueva sea tu abdomen, no tu pecho). Luego cuenta pausadamente de 100 a 0, solo los números pares, verás cómo todo pasa pronto.

•Técnica de relajación (para ello dispones de un vídeo explicativo en www.fumabook.com/relajacion).

•Control del pensamiento: redirigir consciente y voluntariamente nuestro lenguaje interno hacia ideas del tipo “consumir la droga no me va ayudar”, “voy a sentirme mal y culpable si me fumo un cigarrillo”, “éste es el momento en que mi Carcelero trata de engañarme para que vuelva a caer”, “mi vida no puede estar supeditada eternamente al consumo de esta droga”, etc. También puedes centrarte en los beneficios que dejar de fumar te reportará.

•Distracción: en el momento que sientas ese deseo intenso de fumar, intenta cambiar lo que estás haciendo. Puedes irte a caminar o a correr, o llevar a cabo una de las nuevas actividades planificadas. Coge el móvil, y charla largo y tendido con un amigo. Abre tu diario personal y empieza a “vomitar” toda esa preocupación que sientes por dentro. Entra en el grupo de Fumabook e interacciona conmigo y con los demás miembros, etc.