Capítulo 12

Deseo de fumar: Son las ganas de fumar que tenemos habitualmente y que, a veces, puede confundirse con una especie de “hambre”. Puede que este deseo se vuelva muy intenso y desagradable, pareciendo que no pudieras controlar la situación. Estos episodios son denominados “Craving”, y se irán haciendo, a medida que pasen las semanas y los meses, menos frecuentes y menos intensos. Aunque te pudieran parecer algo escandalosos, duran muy pocos minutos. Representa los momentos de máxima lucha entre el fumador y su cerebro adicto, su Carcelero. Es muy frecuente que, las personas que están dejando de fumar, quieran recibir algún consejo práctico para aplicar en este difícil momento. Lamentablemente, el Craving es una sensación subjetiva determinada por muchos factores, no solo por la “simple ausencia de nicotina”. Concretamente, juega un papel muy importante los determinantes situacionales, es decir, aquellas circunstancias que evocan con mayor facilidad la necesidad de fumar. La mejor forma de atacar al Craving es la prevención, llevando a cabo: una buena preparación donde se realice una correcta gestión del miedo a través del trabajo con las distorsiones cognitivas; tareas que mantengan tu mente entretenida; y un control del “entorno”, evitando así esos estímulos que puedan provocarnos esa mayor necesidad. No obstante, una vez aparezca el Craving, te puedo recomendar llevar a cabo estos ejercicios: