Capítulo 12

Piensa en esto un momento. La persona que tiene miedo (fobia) a montar en los ascensores, y cuando entra en uno sufre un ataque de ansiedad, es su mente y los pensamientos que produce, los que provocan ese nerviosismo, aumento de la frecuencia cardiaca, mareos, ganas de llorar, etc. En este caso, al cerebro no le falta nicotina ni, por supuesto, son síntomas provocados directamente por el ascensor (es solo un conjunto de hierros y tornillos). Lo que provoca todo ese diluvio de sensaciones negativas son los PENSAMIENTOS. Si estos mismos pensamientos (cargados de creencias erróneas) se proponen llevarte al límite y hacerte pasar la peor abstinencia de tu vida, no dudes que podrán conseguirlo.

A continuación, vamos a describir los síntomas de la abstinencia que me parecen más relevantes. Que existan, no significa obligatoriamente que tú los vayas a experimentar. Aunque no te quiero predisponer a padecerlos, creo muy necesario que los conozcas para que no te cojan desprevenido y los aceptes con normalidad.