Capítulo 11

No obstante, y esto es muy importante, tenemos que recordar que estamos en un proceso de Aprendizaje. Desde esta perspectiva, podríamos afirmar que, dejarlo poco a poco o lentamente, puede llegar a ser un paso dentro del Aprendizaje, previo a dejarlo “de golpe”. A ver si me explico. Hay muchos fumadores que afirman: “Yo lo dejé un par de veces poco a poco y no me sirvió de nada. Tuve que dejarlo de golpe para poder lograrlo”.

Como podéis observar, este mismo fumador llevó un Aprendizaje en varias etapas. Lo dejó una vez poco a poco y fracasó. Lo volvió a intentar poco a poco, y volvió a fracasar. Y, por último, lo dejó de golpe y triunfó. Podríamos deducir con ello que tuvo que dejarlo dos veces antes con la modalidad “poco a poco” para ir adoptando el valor o la decisión para dejarlo de una forma definitiva. Eso de que “dejarlo poco a poco no le sirviera de nada” no es cierto. Fueron los primeros pasos que le dieron las bases necesarias para dirigirlo a dejarlo de una forma más radical o abrupta. Resumiendo, podemos decir que, dejar de fumar poco a poco no es una forma de hacerlo en sí misma, simplemente puede configurarse como un paso de transición o de aproximación entre el “ser fumador” y “no serlo”.