Capítulo 11

La mayoría de los fumadores pasan por este ciclo todos los años, una y otra vez, dejándose engañar por la voz del Carcelero que les susurra esa cantidad de absurdos argumentos para que le siga dispensando su deseada dosis de nicotina y la persona adicta no logre así dejar de fumar. De este modo y de ninguna de las maneras, elegiremos una fecha que tenga algún significado especial. No importa que sea lunes o domingo. No caigas en esa trampa de pensar que es mejor el fin de semana para no estar en el trabajo o el lunes para no estar “de fin de semana”. Toda esta argumentación está vacía de toda lógica y lo único que logra es marearte y despistarte. Ese día, guste o no, llegará. La hora en que tu sangre deje de tener nicotina y empieces tu nueva vida, va a comenzar de una manera u otra, y no importa que día, semana o mes sea. El sol saldrá por la mañana y se pondrá por la tarde, no es relevante el nombre o significado que nuestra cultura le haya dado. En ese día, tu Carcelero no va a tener su dosis, pase lo que pase. Así que, una vez termines el libro, coloca un calendario en tu cocina o donde quieras, y rodea con un rotulador fluorescente ese gran día. La fase de Preparación será llevada a cabo durante las 3 semanas anteriores a la fecha seleccionada.