Capítulo 11

El cigarrillo electrónico / vapeador

Este apartado es de obligada inclusión en el libro dadas las frecuentes dudas que se generan al respecto, el impacto social que está provocando este producto y el gran debate que ha generado, incluso, dentro del mundo de la medicina. Intentaré ser muy breve y conciso al respecto.

Internet y las redes sociales están desbordadas de personas, estudios, artículos, anuncios y noticias que defienden el uso del cigarrillo electrónico para dejar de fumar. Aquí, indudablemente, hay un gran interés comercial de fondo. Fumabook lo tiene muy claro: EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO NO SIRVE PARA DEJAR DE FUMAR. Nuestra propuesta defiende una vida en libertad, una libertad plena, sin cigarros convencionales ni electrónicos (tengan o no nicotina). Si tienen nicotina, peor que peor, y si no, mantenemos no solo “el componente conductual de la adicción”, sino que dejamos intactas todas esas creencias erróneas que nos impiden dejar de lado todo lo relacionado con el mundo del tabaco. Para Fumabook no es una opción ofrecer una vida dependiendo de ningún dispositivo, sea de papel o de metal, eso nos da igual.