Capítulo 11

Tratamiento farmacológico ¿sí o no?

Como bien sabrás, los fumadores cuentan con la posibilidad de disponer de un tratamiento farmacológico a la hora de dejar de fumar. Éste puede ser específico para el tratamiento de la adicción (como son: Vareniclina, Bupropion y sustitutivos de nicotina), o para el control de algunos de los síntomas de la abstinencia (como pueden ser los ansiolíticos). Lo primero que he de decirte al respecto es que, este tipo de tratamientos, SIEMPRE han de ser valorados, preinscritos y controlados por tu médico. No te automediques.

Por otra parte, y desde el punto de vista de Fumabook, me gusta ser muy claro sobre este tipo de tratamientos. Ya te he dicho que, el consumo de nicotina, tiene tres efectos principales: el engaño mental al que te somete tu cerebro adicto (origen de la de166
pendencia psicológica), la adicción física (entendida como la dependencia a la sustancia) y, por último, las consecuencias sobre tu salud (como son las enfermedades pulmonares, cáncer, etc.). Además, hemos explicado cómo ese engaño mental puede, a través del miedo causado por la presencia de las creencias erróneas, modular las sensaciones derivadas de la abstinencia física. El miedo puede amplificar enormemente los síntomas que puedas experimentar al apagar tu último cigarrillo. Por ello, es por lo que considero que, un buen trabajo sobre esa dependencia psicológica, puede ser más que suficiente para lograr dejar de fumar. Si depositas tus esperanzas “únicamente” en una pastilla, estarás demostrando que la adicción es poderosa y que tú, por ti mismo, no puedes hacerle frente. Es decir, no estarás derribando esa parte importante del engaño al que te tiene sometido. Un tratamiento médico nos puede ayudar a mitigar los síntomas de la abstinencia, pero cuando lo finalicemos, a los meses o a los años, ante algún suceso vital negativo, puede que el Carcelero vuelva a llamarnos a la puerta, y ahí no tendremos a la pastilla para que nos defienda. Ciertamente, es importantísimo llevar a cabo un proceso de Aprendizaje que nos permita un crecimiento personal que nos haga comprender la adicción, hacernos fuertes y proporcionarnos la adecuada preparación para hacer frente a cualquier obstáculo que podamos encontrar.