Capítulo 1

Es muy importante asumir que el proceso de dejar de fumar requiere de un Aprendizaje formado por un número indeterminado de intentos y que será diferente para cada fumador. Por ello, no es aconsejable compararse con los demás. Hay muchas personas que refieren haber dejado de fumar de una forma muy sencilla, sin esfuerzo alguno (¡Lo dejé a la primera y no me costó nada de nada!). Cuando indagas en su experiencia, te das cuenta que, antes de ese “intento victorioso”, se sucedieron una serie de “intentos fallidos”. Ciertamente, todos los que han logrado dejar el tabaco han tenido una experiencia previa con un resultado menos deseado. Es como si conocemos a alguien que ha aprobado el carné de conducir a la primera y sin dar clases prácticas, pero que, al hablar con él, nos confiesa que, durante la adolescencia, condujo mucho dentro de una finca particular que tenían sus padres. EN EL TABACO, DETRÁS DE LA VICTORIA, SIEMPRE HAY UN APRENDIZAJE PREVIO.