CAP.3-Parte-6

Cada día debe ser una victoria donde no haya ni un cigarro ni una calada. Al cabo de las semanas de haber partido, podrás doblar la esquina, y comprobarás que los perros se habrán ido y el amo del zulo se habrá marchado para siempre y le podrás decir todo aquello que nunca tuviste el valor de decirle. El camino será muy duro, pero la meta será gloriosa (sigue en pág. 11)

Anuncios