7º día

Para terminar, es importante comprender que con el paso de los meses y años hay dos circunstancias que te pueden hacer caer:

  1. Un estado emocional negativo por algún suceso vital desagradable (ej. la muerte de un ser querido).

  2. El exceso de confianza (fumar en alguna fiesta o boda pensando que “por uno no pasa nada”). No es posible controlar a la adicción. Si tenemos contacto con la droga, lo más probable es que sea él el que nos controle a nosotros.