¿Llegaré algún día a olvidar al tabaco?

Como veis, si queremos disponer de casos que respalden la idea de seguir fumando, los encontraremos. Ciertamente son mucho menos frecuentes, pero nuestro cerebro hace que esa información “brille” más sobre todas las demás. Depende de ti creer que tu vida será peor sin fumar, que lo echarás de menos y que serás un infeliz durante toda tu existencia. Puedes creerlo, puedes seguir bajo el engaño de la adicción que te manipula y te susurra al oído que sin él no podrás rehacer una nueva y maravillosa vida. O, en cambio, puede plantarle cara al tabaco y comenzar un nuevo camino. De tu decisión y esfuerzo depende (Sigue en pág.10).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s