¿Llegaré algún día a olvidar al tabaco?

Ahora bien, a veces nos encontramos a alguien que, tras llevar dos o tres años sin fumar, ha vuelto por seguir echándolo de menos. ¿Cómo explicamos esto? Para comprenderlo recurriremos a un sencillo ejemplo. Si nos preguntasen si echamos de menos a nuestra primera pareja amorosa de nuestra adolescencia o juventud ¿qué responderíamos?… pues que no. (Sigue en pág.4)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s