¿Aún sigues fumando?

    addiction-1991399_960_720.png

    El año pasado murieron en España más de 300 personas por asesinatos u homicidios y 1200 por accidentes de tráfico. El año pasado también murieron en nuestro país más de 50.000 personas como consecuencia del consumo de tabaco. Solo una población ciega puede seguir de brazos cruzados ante este inmenso problema de origen eminentemente social. No vale con bombardearnos a diario con cajetillas con fotografías de niños enfermos, pulmones negros o impactantes tumores. El tabaquismo es un problema Social, y lo es porque lo mantiene vivo cada uno de los eslabones sociales que lo componen: Los Estados autorizan su elaboración y venta, la Industria lo fabrica, los Vendedores lo comercializan y los Fumadores lo consumen. Si solo uno de estos eslabones se rompiera, ¡solo uno! desaparecería el problema del tabaquismo. ¿Qué gobernante es el valiente de coartar la libertad de fumar? ¿Qué empresa cerraría sus puertas por amor al arte destruyendo miles de empleos? ¿Estarían dispuestos todos los estanqueros de nuestro país a cerrar sus negocios? ¿O simplemente a partir de mañana ningún fumador compraría nunca más un cigarrillo? Nadie es culpable, pero todos somos responsables. Hay que dejar de reprochar y echarse las culpas.

La solución del tabaquismo de una forma radical a día de hoy no existe. La sociedad necesita tiempo. Mientras pasen las generaciones, millones de personas en el mundo seguirán muriendo por culpa del tabaco. Hoy solo tú dispones del verdadero poder para dejar de ser un fumador. La enfermedad y la muerte, no es el verdadero problema del tabaco, sino más bien su consecuencia médica. Como problema social, la raíz principal de todo esto radica en vivir en una sociedad que aún le resta gravedad al tabaco, una sociedad que la integra (los niños nacen y ven que su padre fuma, su madre fuma, su profesor fuma, su médico fuma…) Y es por eso por lo que muchos fumadores ni se plantean dejar de fumar. Antes que matar, el tabaco manipula tu cerebro, te ciega, te domina, piensa por ti, decide por ti y, sobre todo, te hace creer que fumas porque eres libre para ello, cuando precisamente es eso lo que te roba, la Libertad. Eres un adicto, no lo olvides.

Nadie vendrá a quitarte la venda. Tan solo tú puedes dar el paso definitivo para ser esa persona que siempre debió ser: que ríe, salta, baila, trabaja, besa y disfruta de la vida sin tabaco. Fumar nunca es una placer, fumar es una necesidad. Esta necesidad no es eterna como el dormir o el comer, si la ignoras terminará desapareciendo y nunca más volverás a saber de ella.

No vale con pensar que hay cosas peores (como la contaminación o los aditivos que se le echan a los alimentos), no vale con decir que moriremos de una forma u otra, no es suficiente con asegurar que fumamos porque nos gusta. Fumamos porque la sustancia nos controla. Ya es hora que seas tú quien la controles a ella y la expulses de tu vida.

¡Vive libre!

http://www.fumabook.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s