2º día

Ejercicio: En este segundo día, deberás coger papel y bolígrafo, y elaborar una lista de las creencias que sustentan a tu adicción. Aunque en este momento estés totalmente convencido que son ciertas, es necesario que las incluyas (ejemplo: “yo no puedo dejar de fumar porque a mí me cuesta más que al resto”. En resumen, supone escribir en un folio aquellos motivos por los que te cuesta o no quieres dejar de fumar. De igual manera, es preciso que, a partir de ahora, en el grupo, te expreses siempre en positivo, intentando cambiar el signo de tus intervenciones; intentando decir lo mismo pero aliñando tus palabras con positivismo.

Para facilitarte el ejercicio te facilito un listado de las más habituales:

  • Fumar no es tan malo como dicen.

  • Fumar tiene algunos efectos beneficiosos sobre mi salud.

  • La cantidad o tipo de tabaco que yo fumo no es tan mala.

  • Fumar es malo, pero no creo que a mí me afecte.

  • Si me afecta ya tendré tiempo de dejarlo.

  • Fumar es malo, pero va a ser peor el remedio que la enfermedad.

  • Hay cosas peores que fumar, como la contaminación o la mala alimentación.

  • Contrarresto los efectos negativos del tabaco siguiendo hábitos saludables.

  • Conozco a muchos fumadores que ha llegado a viejo con buena salud.

  • Detrás de las muertes y enfermedades que se le atribuyen al tabaco hay otras causas.

  • Tengo características en mi personalidad que me impiden dejarlo.

  • He sufrido trastornos psicológicos que me impiden dejarlo (depresión, ansiedad, etc.).

  • Soy débil, no tengo autoestima.

  • Yo no puedo dejar de fumar, siempre fracaso.

  • La adicción a la nicotina no tiene solución o es casi inalcanzable.

  • No puedo dejar de fumar porque tengo muchos problemas personales.

  • Mis condiciones laborales me impiden dejar de fumar (ej: estrés laboral).

  • No puedo dejar de fumar porque tengo muchos fumadores en mi entorno (pareja, etc.).

  • No tengo fuerza de voluntad.

  • No tengo motivación.

  • Engordaré muchísimos kilos.

  • Lo echaré de menos toda mi vida.

  • Sin fumar no me relacionaré igual en sociedad.

  • Si dejo de fumar viviré sumergido en una profunda tristeza o ansiedad.

  • NO volveré a ser igual de feliz.

  • Me aburriré.

  • No me podré concentrar en el trabajo.

  • No disfrutaré de las comidas o bebidas.

  • El que ha sido fumador lo es para toda la vida.

  • Me gusta fumar.

  • Fumar es un placer.

  • Soy un fumador social no un adicto.

  • Puedo dejarlo libremente cuando yo quiera.

 

Para cualquier duda, nos tienes en el grupo Fumabook

 

INICIO